jueves, 10 de septiembre de 2015

El Proceso Judicial



El proceso judicial es básicamente la exigencia constitucional para el desarrollo rogado de la jurisdicción.

El proceso principia en el momento en que interviene el juez para determinar la relación existente entre el Estado y el delincuente. El proceso principia con el auto de formal prisión o sujeción a proceso y antes del mismo hay una etapa que el autor que se comenta involucra indebidamente dentro del proceso.

El fin del proceso

El Código Procesal Penal, en su artículo 5 al respecto regula: “el proceso penal tiene por objeto la averiguación de un hecho señalado como delito o falta y de las circunstancias en que pudo ser cometido, el establecimiento de la posible participación del sindicado, el pronunciamiento de la sentencia respectiva, y la ejecución de la misma”. También se dice que la finalidad del proceso penal es “dar solución al litigio planteado por las partes, a través de la sentencia que debe dictar el juzgador


¿Por qué surge el proceso?

El proceso surge debido a la conculcación de un derecho, es decir dentro del marco de las relaciones entre particulares, cuando los derechos de las personas son afectados ellas inician proceso antes los tribunales competentes a fin de que dicho derecho le sean tutelados o protegidos.

El proceso y el procedimiento

El procedimiento es el aspecto exterior de la actividad jurisdiccional, la forma que han de adoptar los actos procesales.

El proceso es la estructura y los nexos que median entre los actos, los sujetos que los realizan, la finalidad a que tienden, las condiciones de quienes los producen, las cargas que imponen y los derechos que otorgan Proceso y Procedimiento, van estrechamente unidos, sin embargo, debemos dejar puntualizadas sus diferencias, con lo cual podremos reflexionar en lo concerniente al momento en que formalmente inicia el proceso penal. Proceso deriva del latín processus, que significa progresión, por las etapas sucesivas de que consta. Rivera Silva señala que proceso se define como el conjunto de actividades, debidamente reglamentadas y en virtud de los cuales los órganos jurisdiccionales, previamente excitados para su actuación por el Ministerio Público, resuelven sobre una relación jurídica que se les plantea.

Los principios que rigen el proceso

Dualidad de posiciones: Para que pueda constituirse un verdadero proceso es necesaria, por lo menos, la presencia de dos partes, que aparecerán en posiciones contrapuestas. En realidad, el principio debe referirse a las posiciones no a las partes, pues cada posición puede estar ocupada por más de una parte.

Contradicción o audiencia: El principio de contradicción está estrechamente relacionado con el planteamiento de Couture: el debido proceso legal incluye (1) el derecho a ser notificado con suficiente anticipación para preparar la defensa (notice), (2) derecho a alegar y (3) derecho a la prueba; (4) además del derecho a ser juzgado por un juez natural conforme a leyes preexistentes.

Igualdad de las partes: Se debe conceder a las partes de un proceso los mismos derechos, posibilidades y cargas, de modo tal que no quepa la existencia de privilegios ni en favor ni en contra de alguna de ellas. Así entendido el principio no es sino consecuencia de aquel otro más general, enunciado en todas las constituciones, de la igualdad de los ciudadanos ante la ley.

Igualdad legal: Todos los ciudadanos son iguales ante la ley y las partes son iguales en el proceso.

Igualdad práctica: La igualdad de las partes no puede lograrse estableciendo desigualdades procesales de signo contrario, sino favoreciendo las instituciones que puedan servir para poner a la parte socialmente más débil en condiciones de paridad, y desechar aquellas otras que contribuyen a convertir la igualdad de derecho en desigualdad de hecho.

Los principios procesales aplicables a los diferentes procedimientos

Principio dispositivo: Es opuesto al dispositivo consiste en que el juez no es sujeto pasivo del proceso, sino que adopta la calidad de activo por cuanto está facultado para iniciarlo fijar el tema de decisión y decretar pruebas necesarias para establecer hechos.

Principio inquisitivo: Es la operación mental que hace el juez para determinar si los hechos se encuentran demostrados por los medios o actuaciones realizadas con este objeto.
Valoración probatoria: Es el conjunto de actividades que se realizan en el proceso con el objeto de llevar a este la prueba de los hechos materia de la controversia. Son medios probatorios el testimonio, la confesión, la inspección judicial, los indicios etc.
Principio de medio probatorio: consiste en dar a conocer las actuaciones realizadas en el proceso por el funcionario judicial.

Principio de economía procesal: según Chiovenda, es la obtención del máximo resultado posible con el mínimo de esfuerzo. Este principio de refiere no sólo a los actos procesales sino a las expensas o gastos que ellos impliquen.


Código Procesal Penal Dominicano

No hay comentarios:

Publicar un comentario