domingo, 5 de febrero de 2017

El divorcio

El divorcio es el rompimiento del lazo jurídico del matrimonio entre los esposos, por intermedio de una decisión judicial.



Existen varias causas de divorcio:

El divorcio por mutuo consentimiento: es aquel divorcio en el cual las partes se han puesto de acuerdo para dar por terminado el vínculo matrimonial porque han decidido por diversas razones que no pueden seguir viviendo juntos, pero no quieren someterse a litigios ni contradicciones en un proceso judicial.

El divorcio por incompatibilidad de caracteres: es el divorcio que se realiza por solicitud o decisión de uno de los cónyuges, que ha justificado el mismo mediante hechos cuya magnitud sea suficiente para motivarlo. Los hechos que dan origen a tal decisión pueden ser infidelidad, perturbación social, entre otros.

Divorcio por la ausencia de uno de los cónyuges: cuando uno de los cónyuges se ha ausentado por un largo periodo de tiempo, sea que este haya desaparecido y no se tengan noticias sobre él, el otro puede poner fin al lazo matrimonial justificándolo con su ausencia. No sería justo tener que esperar toda una vida a que regrese, fiel ejemplo de Rebeca Méndez "La Loca del muelle de San Blas", triste destino.

La condenación de uno de los cónyuges a una pena criminal: esta causa solo podría alegarse cuando la sentencia condenatoria haya adquirido la autoridad de la cosa irrevocable juzgada. No podrá pedirse el divorcio por esta causa si la condenación es la sanción de crímenes políticos.

El adulterio de cualquiera de los cónyuges.

Las injurias graves cometidas por uno de los esposos respecto del otro: se refiere a los malos tratos, la violencia, las vías de hecho, los golpes ocasionados en perjuicio del otro cónyuge.

El abandono voluntario que uno de los esposos haga del hogar: siempre que no regrese a el en el término de dos años. Este plazo tendrá como punto de partida la notificación auténtica hecha al cónyuge que ha abandonado el hogar por el otro cónyuge.

La embriaguez habitual de uno de los esposos, o el uso habitual o inmoderado de drogas estupefacientes: conlleva a sanciones penales, por violación a la ley sobre drogas y sustancia controladas.



Sus procedimientos:

Para los fines de llevar a cabo el divorcio, en la República Dominicana contamos con dos procedimientos: El procedimiento ordinario para las causas enumeradas anteriormente; y el divorcio extraordinario o "Divorcio Al Vapor", para extranjeros y dominicanos residentes fuera del territorio de la República Dominicana, pudiéndose realizar el divorcio sin necesidad de un viaje en la República Dominicana, siempre y cuando los dos cónyuges estén de acuerdo y uno de los dos esté disponible para presentarse ante el juez.

En Asuntos Legales contamos con un grupo de profesionales decididos a hacer valer sus derechos y representar sus intereses, llevando el proceso de divorcio de la forma más ágil posible. Escríbenos a la dirección: asuntoslegalesdo@gmail.com, evaluaremos tu caso sin costo alguno y sin compromisos. ¡Te esperamos!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario